Dentro de la alucinante burla a la ciudadanía que supone el proceso de aprobación de la Ley de Economía Sostenible, reducido aparentemente a un simple trámite que sigue las instrucciones directas de los Estados Unidos y que nos obliga a plantearnos a quién y a qué fines sirve nuestro gobierno, el siguiente paso es la votación de la Comisión de Economía. Según el mecanismo previsto, al tener dicha comisión competencia legislativa plena, basta con que se obtenga el voto afirmativo del 51% de los diputados para que la ley sea aprobada sin más trámite, sin pasar por el Pleno, sin discutir ni incorporar enmienda alguna, “tal y como quiere el Señor Embajador”.

¿Cómo están las posiciones iniciales? El PSOE, obviamente, es el proponente de la Ley de Economía Sostenible, y el artífice de que la vergonzosa disposición final conocida como “Ley Sinde” que reformula la justicia española para hacerla a medida de las entidades de gestión de derechos de autor esté donde está. Por ese lado, mejor no hablamos. ¿El Partido Popular? Actitudes erráticas, cambiantes y caprichosas en función de las presiones recibidas, y finalmente nada productivo. Coalición Canaria y Partido Nacionalista Vasco han vendido su voto afirmativo sin hacer siquiera mención  a la disposición final, a cambio de variadas transferencias: han vendido la libertad en Internet a cambio de un maldito plato de lentejas. Y CiU simplemente ha mencionado que la comisión que se dedique a cerrar webs a mansalva esté equilibrada en su composición y que se ejerza “un poco de vigilancia sobre las entidades de gestión”…

La aritmética está clara: para el dislate y el liberticidio que quieren perpetrar, ya les llega. Estos son los nombres, apellidos y correos electrónicos (los que puedo conseguir, si tienes alguno de los que faltan dímelo en los comentarios) de los ocho diputados que van a votar en la comisión:

Azpiazu Uriarte, Pedro María (GV (EAJ-PNV)) – pedro.azpiazu@diputado.congreso.es
Buenaventura Puig, María Nuria (GER-IU-ICV) – prensa.icv@gpiv.congreso.es
Colldeforns i Sol, Mª Montserrat (GS) – mcolldeforns@diputada.congreso.es
Gastón Menal, Marta (GS) – marta.gaston@diputada.congreso.es
Montoro Romero, Cristóbal Ricardo (GP) – cristobal.montoro@diputado.congreso.es
Oramas González-Moro, Ana María (GMx) – ana.oramas@diputada.congreso.es
Sánchez i Llibre, Josep (GC-CiU) – jsanchez@unio.cat
Tomé Muguruza, Baudilio (GP) – baudilio.tome@diputado.congreso.es

De estas ocho personas depende que la justicia española cambie para convertir Internet en un estado policial, en el que la competencia de cerrar una página web deja de estar en manos de los jueces y pasa a ser ejercida por una comisión dependiente del Ministerio de Cultura. Como no les gustaba lo que decían nuestros jueces en aplicación del derecho español, va y los cambian: les quitan las competencias, y se las dan a esa comisión. Estos ocho diputados tienen en su mano parar uno de los mayores liberticidios que hemos podido presenciar en España.

Es FUNDAMENTAL que nos movamos. Si conoces o tienes llegada de alguna manera a esos diputados o a esos partidos, habla con ellos Arguméntales, explícales, escríbeles, haz que se enteren: no es lógico votar sin rechistar lo que dice “el amigo americano”, lo que nos trae no es ni mucho menos lo mejor para nuestro país, ni representa en modo alguno la voluntad ciudadana. Sean del partido que sean, escríbeles, explícales, reclámales, diles que su obligación es representar a la ciudadanía de su jurisdicción, a aquellos que les votaron, no a los intereses económicos de la industria cultural.

Lo que se nos viene encima en menos de una semana es una ley injusta, escrita al dictado por los Estados Unidos, que no nos conviene, que construye una auténtica “justicia a medida” de las entidades de gestión de derechos de autor. Inmediatamente tras su tramitación, empezarán a circular listas de páginas denunciadas, y éstas empezarán a caer una detrás de otra, sin ningún tipo de miramiento. El siniestro plan para acabar con la libertad en Internet urdido por las multinacionales del entretenimiento norteamericanas se habrá fraguado en los plazos indicados, con la total anuencia de la ministra de industrias culturales y del gobierno español, mientras los ciudadanos nos dedicamos a lamentarnos, a escandalizarnos y a plantearnos si será una rosa o será un clavel.

NO SOMOS SPAM. SOMOS ALGO PEOR QUE ESO.

fuente: http://www.enriquedans.com/2010/12/estos-son-los-diputados-de-la-comision-que-puede-aprobar-la-ley-sinde.html

 

 

Anuncios